BANNER TORTITAS DIVERTIDAS

Uno de mis pecados (no voy a confesar todos porque la lista de es larga) son las tortitas. Me encantan. Podría estar comiéndolas todo el día. Por la mañana con un poco de chocolate y nata, para comer saladas con un poco de salmón marinado y huevos, por la tarde acompañadas de fruta y por la noche… seguro que algo se me ocurriría.

Hubo un tiempo que compraba preparados hechos por pura pereza hasta que un día probé a hacerlas con un vaso como medida. Sí, igual que preparas el bizcocho de yogurt. la receta siempre sale bien y solo queda darle un toque especial que convierta unas sencillas tortitas en unas tortitas divertidas que aún (si es que es posible) gusten más a todos.

Empecemos por la receta básica de tortitas:

  • 1 vaso leche
  • 1 vaso harina de repostería
  • 1 cucharada de mantequilla a temperatura ambiente
  • ½ sobre de levadura
  • 1 huevo
  • ¼ vaso de azúcar moreno (la cantidad la puedes reducir o aumentar al gusto)
  • Pizca de sal
  1. Bate por un lado las claras de huevo.
  2. Mezcla por un lado los ingredientes secos. Si tamizar las harina quedará más esponjoso.
  3. Por otro lado los humeros con la yema de los huevos. Añade las claras batidas.
  4. Haz en una sartén o a la plancha ligeramente engrasada.

Ahora ha llegado el momento de customizarlas y hacerlas divertidas. Para ello te traigo algunas ideas con las que jugar con la comida.

1. Tortitas divertidas de unicornio

tortitas divertidas unicornio
Imagen: hellowonderful

Mezclar la dulzura de las tortitas y la magia de los unicornios es un sueño. Para hacer este plato, una vez que hayas preparado la masa necesitas dividirla en varios cuencos. Echa en cada uno un poco de colorante alimenticio y mezcla bien. Haz las tortitas en la sartén y coloca en el plato por colores.

Para decorar pon en la mitad superior nata montada. Si la usas en espray o la pones en una manga pastelera conseguirás dar más volumen el cabello del unicornio. Coloca en la mitad de la frente el cuerno hecho con una nube. Pon marshmallows más pequeños y virutas de caramelo de colores. También puedes añadir arándanos o frambuesas. Para hacer los ojos utiliza un lápiz de chocolate.

2. Tortitas con fruta

tortitas divertidas con fruta
Imagen: trendymagazineonline

Un modo de que los niños coman fruta es haciendo figuras en los platos. Aprovechas las tortitas que has hecho para crear un león con una gran melena. Solo hay que poner, alrededor del pancake gajos de mandarina. El resto de partes de la cara las puedes hacer con rodajas de plátano, unas moras o grosellas y un poco de chocolate.

 

3. Pinchos de tortitas

tortitas divertidas en pinchito
Imagen: goodhousekeeping

Si tienes unos moldes pequeños prueba a hacer minitortitas que puedas comer de un solo bocado. Si las montas como en una brocheta el resultado es espectacular. Puedes poner una capa de plátano, compotas naturales, fresas cortadas en rodajas, kiwi, crema pastelera, chocolate o nata. Inventa tu propia combinación y decide que opción te gusta más.

 

4. Originales peinados

tortitas divertidas con pelucas
Imagen: recreoviral

Utiliza frutas de temporada para hacer unos peinados comestibles al más puro estilo Marge Simpson. Una vez que tengas las tortitas sobre el plato puedes crear inimaginables cardados con frutas del bosque, fresas, uvas o nata montada. Déjalo en manos de los niños y te sorprenderán con un plato cada día.

 

5. Cara y cruz

tortitas divertidas de conejo

tortitas divertidas conejo
Imagen: diycandy

Estas tortitas divertidas son perfectas si vas a servir dos platos. En uno presentarás la carita del conejo y, en el otro, la retaguardia. Para el cara necesitas, además de dos tortitas más pequeñas para hacer los mofletes, un poco de plátano para las orejas y los ojos, tiras de queso con las que hacer los bigotes y los dientes y frutas. Para el culete haz, también, otras dos tortitas pequeñas que servirán para las patas. El rabito puede ser un poco de nata o una bola de helado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − dos =