No soy emprendedora. Pero sé que lo seré. Y me preocupa. Sé que siendo mujer, con familia, a mi edad, y con una profesión azotada por la crisis, estoy abocada a ello.

Las empresas no me quieren. Ya me lo están diciendo. “llevas demasiado tiempo en la misma empresa” “Aunque te has reciclado estás demasiado especializada en un sector” “No podemos contratar a alguien con tu experiencia” “Buscamos a alguien como tú pero que sea becario”

Ante esto, ¿qué te queda? El auto empleo. Hablando con una amiga nos planteamos ser emprendedoras. Queríamos comenzar mientras todavía tuviéramos un trabajo que nos sustentase. Y en el momento de tomar la decisión empezó nuestro calvario.

Pensamos que, tal y como está el panorama, encontraríamos ayudas para emprender. Igual es que somos muy torpes, pero no hemos encontrado ninguna. Creíamos que la administración nos facilitaría el “papeleo”. En contra de eso hemos encontrado cientos de formularios y cuestionarios que completar y rellenar.

Soñamos que las licencias para abrir un local serían más sencillas. Sí, lo son. Si te saltas la norma y abres el local a expensas de que venga una inspección y, justo cuando empieza a funcionar, decidan cerrarlo.

Y qué voy a contaros del asunto de conseguir dinero. O pones todo tu patrimonio y el de tu familia por delante o adiós a tu sueño. Y no. No quiero embarcar a mi familia en esta aventura. He visto como padres han perdido sus casas por ayudar a sus hijos y no quiero que eso me suceda.

Conclusión: vamos a replantear la situación y a pensar un modelo de negocio que no requiera tanta inversión. Internet es nuestro aliado, pero lo que hagamos distará mucho de nuestro sueño.

Este no es país para emprendedores
Este no es país para emprendedores

 

19 COMENTARIOS

  1. Ánimo, solo hay que estar alerta a ese momento en el que notas que ya es el momento de emprender. Yo me he autoempleado, me he hecho autónoma y estoy tirando para adelante, no me quedó más remedio y aunque es muy duro, pero es la manera de sobrevivir. Ánimo, guapetona, que con la energía que desprendes seguro que te ayuda a conseguir lo que te propongas.

  2. ay cuán identificada me siento! tengo mi mundo bloguero un poco abandonado, aunque sé que está mal hecho, pero este post y la marea fuxia de hoy no me la puedo perder, yo, me quiero tirar a la piscina, ya sabréis más de mi proyecto, por ahora es alto secreto (para mi pueblo, claro) en mi mundo 2.0 me siento feliz de poder hablar de esto sin miedo a que “me echen” o me miren mal por no querer pasar el resto de mi vida en mi “trabajo seguro” de “oficinista” que te intentan timar por todos lados, te exigen trabajos por los que no te están pagando y encima eres una “desagradecida” por no andar besándole los pies a tu jefe!
    ay, qué desahogo! tenía que decirlo! jajjaaaaa
    así que mañana estaré con vosotras!
    besos

  3. Me suena todo tanto! Yo tenía también un proyecto y me encontré con las mismas dificultades. Imposible conseguir ayudas (o no daba la edad o se me había pasado el plazo y tenía que esperar un año a ver si quizás, tal vez, quien sabe, me daban un crédito favorable.
    Tema de licencias era una locura y encima me encontré con locales (ena zona donde quería montarlo) que requerían una inversión tan pero tan grande, que cualquier presupuesto se iba por las nubes.
    Finalmente el tema quedó en nada. Nos dimos cuenta (éramos 4) que si era tan difícil empezar serïa probablemente una locura continuar.
    Espero que tú lo consigas. Aunque sea en la red!
    Besos.

  4. Desde luego que el sistema está formado para que desistas o crezca la economía sumergida.
    Yo ya fui autónoma y recuerdo mi primera conversación con funcionarios de Hacienda y Seguridad Social. Los señores me dijeron que u optaba por no trabajar (dado que los gastos que tenía me iban de dejar un salario ridículo) o que lo hiciera “bajo cuerda”.
    Así es este maravilloso país.

  5. Desde luego no es tarea fácil, lo veo en los amigos que tengo, luchando contra viento y marea, y naufragando en muchas ocasiones. Es raro que encuentren el viento a su favor.

    Mucha suerte, espero que encuentres tu hueco, y un sueño amoldable a lo que no te suponga excesivo riesgo.

    Un besote guapa

  6. Cuanta razón… Te recomiendo, si aún no lo has visto, un capítulo del programa Salvados que justamente habla de lo difícil que es en este país montar algo…
    //Airin

  7. Corazón, muero de coraje con estas cosas. Me da una rabia infinita que gente como tú, con energía, fuerza y valor para emprender tenga que toparse con muros que parece mentira existan tan altos con la que está cayendo.

    En lugar de apoyar al empleo, fomentan el paro y la economía sumergida… así va este país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cinco × 5 =