Cuidar la piel después del verano

Llevamos meses hablando de prepararnos para el verano. Que si la operación bikini, la preparar el rostro para recibir alguna dosis extra de sol, tratamientos reductores, informarte sobre protectores solares… Pero, ¿qué hacer después del verano?

Durante las vacaciones nuestra piel ha estado expuesta a muchas agresiones de las que se tiene que recuperar: el sol, las olas de calor día sí y día también, la sal del mar, el cloro… Factores que dejan huella, sobre todo en el rostro, y ante los que tenemos que actuar.

Por si te puede ser de ayuda te dejo mis cuatro básicos para cuidar tu piel después del verano. Son acciones sencillas que puedes hacer en casa sin necesidad de gastar un extra (que ya sabemos cómo se queda el extracto bancario después de las vacaciones) con productos de calidad al alcance de todos los bolsillos como los que puedes encontrar en Douglas. 

1. Exfoliar

Exfoliación para cuidar tu piel después del verano
Fuente: pexels

Una vez que pongas fin a tus vacaciones, lo primero que tienes que hacer para cuidar tu piel de cara al nuevo curso es exfoliarla. Conseguirás eliminar todas las células muertas que ha dejado, entre otros, el agua del mar y la piscina. De nada sirve hacer un tratamiento de regeneración casero si la piel no está preparada para recibirlo. Perderás mucha de su efectividad.

Exfoliantes hay muchos, desde los tradicionales con gránulos hasta los enzimáticos que actúan sobre la piel de forma más suave por lo que son los más indicados para los rostros sensibles. Analiza tu tipo de piel y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

2. Extra de hidratación

Hidratación
Imagen: freepik

Después de haber estado expuestas al sol (por mucho sombrero que hayamos usado) tenemos que dar a nuestra piel un extra de hidratación. Elige una buena crema hidratante que aporte agua a tu piel, pero sin engrasar. Si no has usado antes serum es el momento de probar para dar ese plus que tu piel necesita si la notas más seca o deshidratada de lo habitual.

Otro de mis básicos en la vuelta es volver a las mascarillas una vez a la semana. Son la inyección de hidratación que mi piel necesita y hace que se recupere antes de las agresiones del verano.

Además de las cremas y tratamientos, no olvides la alimentación y beber mucho líquido (aquí no entra la cerveza, amiga 😉)

3. Protector solar todo el año

Cómo cuidar tu piel después del verano
Imagen: pexels

No pienses que, porque acaba el verano y el sol baja de intensidad, hay que olvidar los protectores solares en el fondo del cajón. Todo lo contrario. Tienes que tenerlos bien a mano, también en otoño e invierno.

Tanto los especialistas en dermatología como los del campo de la belleza nos recuerdan que hay que ponerse protección solar todo el año. Incluso los hay que recomiendan este básico por encima de las cremas faciales. Ponte manos a la obra y elige uno que sea adecuado para tu tipo de piel y la zona donde vives.

También puedes comprar con cremas solares con color. Así, en una sola aplicación matas dos pájaros de un tiro y consigues una bonita base de maquillaje.

4. Revisa manchas y lunares

Vigila manchas y lunares
Imagen: pexels

Otro de los aspectos básicos a la vuelta de las vacaciones de verano es pasar por el dermatólogo para hacer una revisión de las manchas y lunares. Ya sabes que, una vez al año, no hace daño y siempre es mejor controlar esas manchitas que tener que poner solución cuando las cosas se complican.

¿Cumples estos cuatro básicos para cuidar tu piel después del verano? ¿Tienes algún truco más para completar esta rutina?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − nueve =