composición

Adiós. Adiós a no tener rutinas. A poder remolonear entre las sábanas un “ratito” más. A que te traigan el desayuno a la cama. A que Pandereta me despierte llenándome la cara de besos.

Adiós a las mañana de playa, piscina, campo y parque. A las tardes tomando el sol tumbada en cualquier parte mientras lees un libro. A las cenas callejeras sin importar la hora. A las terrazas, jardines y playas donde, aún de noche, te sirven un cóctel aderezado de brisa y de un cielo que te invita a no marcharte.

Adiós a las noches de tres en la cama sin importar las veces que te sobresalten las patadas de Pandereta. Adiós a despertar en mitad de la noche y disfrutar con su olor.

Todo esto (y mucho más) es lo que pierdo con la marcha de las vacaciones. En cambio, tengo que volver a recibir al maldito despertador. Tengo que acostumbrarme a dejar Pandereta dormida mientras me marcho de casa. A la oficina. A las historias que cada año se repiten, A la misma gente que no tienes ganas de ver. A correr todo el día. A malcomer en cualquier sitio. A mirar el reloj para acostarte a tiempo…

No sé que es lo que más me cuesta de la “vuelta a la normalidad”. Quizás no poder disfrutar de más tiempo con mi familia, quizás los fines de semana de guardia, quizás madrugar cada día… ¿Y a ti?

16 Comentarios

  1. Ains que ganas de vacaciones me han vuelto a entrar leyendote, y eso que hace ya unas semanas que no estamos de vacaciones 🙂 Y eso que a mi lo del desayuno a la cama ni en vacaciones… Yo hecho de menos especialmente el “vivir sin reloj” creo. Esa sensacion de “hay tiempo para todo, algo comeremos, algo haremos,…” Un beso y animo con la vuelta!!

      • Mi operación guardería un desastre 🙁 lloró y lloró pero creo que fue culpa que llegamos todos los de nuevo ingreso a la par así que entre los lloros ajenos, ver que los padres se iban pues mayor tensión 🙁 a ver si mañana mejor….¿te gustó mi tierra? a ver si haces post

  2. He perdido mi comentario anterior, snif…
    Decía que hola a viejas rutinas, hola a comentarios y posts en los blogs, hola a los buenos días twitteros, hola a los compañeros, me voy a tomar un café, mis vacaciones bien, gracias.
    Y aún estamos a tiempo de poder disfrutar este mes, que aún hay calor, hay luz, y que mejor que salir a pasear con los peques, antes de que ellos también entren en su rutina?
    Besos!

  3. Creo que lo que más nos cuesta es la pérdida de libertad y control sobre nuestra vida, sobre lo que realmente desearíamos hacer. Esa vuelta al “debemos” y no al “queremos” joroba el ánimo a cualquiera… maldito síndrome postvacacional… pero ánimo que de todo cosas buenas salen siempre.

  4. ¡¡Jo, maja!! Mucha razón en muchas cosas sin duda.. lo de ir improvisando tiene su punto de lo más atractivo, porque sientes que el tiempo no importa y eso.. eso es lo importante.
    Habrá que tratar por todos los medios de ver el lado bueno de la rutina.. porque lo tiene.. lo tiene que tener.. ¿no?
    jejeje
    Bss guapa!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − quince =