Dietbon 100% natural

Ya pensaba que perder el peso que me sobraba hasta llegar a “mi ideal” (ya sabes esos últimos cinco o seis kilos que se resisten) era una tarea casi imposible. Pero estaba equivocada. Lo que necesitaba era dar con el método que me facilitase adelgazar y, sobre todo mantenerme. A finales del pasado año ya había echado mano de Dietbon, comida sana a domicilio 100% natural que te llegan lista para comer. Y de nuevo recurrí a ello para seguir bajando esos kilitos de más. ¿Por qué he vuelto a utilizar este método? Porque es comida natural, con variedad de platos entre los que elegir y con la que no siento ansiedad.

Durante el último mes he recurrido de nuevo a Dietbon. Con ellos he conseguido una pérdida de 4,3 kilos. Mi objetivo era bajar entre cinco y seis pero, para ser sinceras, la situación de alerta sanitaria me ha pillado en la última semana y algún día que otro no he
cumplido con mi compromiso. Tener a todos en casa, necesitados de azúcares con lo que rebajar la tensión no ha sido de gran ayuda. Confiero que piqué, comí algo de dulce y, sobre todo, he tomado más bebidas gaseosas. ¡Ahora que con la ayuda de la nutricionista de Dietbon había logrado reducir al mínimo su consumo!

Menú Dietbon

Pero esto es un caso excepcional. Os contaba que, en mi caso, Dietbon es mi tabla de salvación para perder peso por varias razones:

  • Como lo que quiero. Tienen variedad de platos con raciones de legumbres, verduras, carnes y pescado. Además introducen detalles en los platos que me gustan como los productos ecológicos, superalimentos, recetas para vegetarianos y veganos… Detalles que se agradecen cuando haces tu pedido.
  • No paso por la cocina. Una vez que decides cual es tu menú semanal no hace falta pisar la cocina. Eso, para mi, es una garantía de no picar entre horas. Como solo paso el momento de calentar los platos no tengo ni la oportunidad de picar: que si un poco de embutido con una cervecita mientras preparas las lentejas, unas patatas fritas, unas aceitunas para la ensalada y otras para tomar… Todo eso lo he eliminado. Y además, son platos perfectos para llevar a la oficina si comes fuera.
  • Son ingredientes naturales.Me tomo en serio la alimentación y aún más cuando estoy a dieta. Hay que reducir cantidades, aprender a comer mejor y más despacio y hacer que los alimentos que tomes sean de calidad.
  • Las cinco comidas al día han reducido mi ansiedad. Hacer más comidas ha hecho que rebaje la cantidad de comida y pique de forma compulsiva. También me ha ayudado mucho incluir dulces. Sí, lo que lees. En la dieta puedes elegir varios platos dulces. Por ejemplo, para los desayunos y meriendas hay tortitas, galletas de chocolate, de avena, bizcochos de limón… Con las posibilidades que ofrece, aunque sea en pequeñas cantidades mi necesidad de azúcar está cubierta.

Dietbon dieta

Otra de las partes que agradezco de Dietbon es la ayuda y el seguimiento nutricional. Saber dónde fallas, que te den consejos para encarar mejor la dieta. Entre otras cosas he aprendido a comer mejor. Ahora lo hago más despacio gracias a un truco que me dieron. En los primeros bocados cuento hasta 20 y, después de “coger el ritmo” siempre que tomo una pinchada, dejo el tenedor o la cuchara apoyada de nuevo en el plato. Eso hace que comas más despacio. Mejor para la dieta, mejor para tu digestión.

También es importante contar con un día libre. Un momento para dejar a un lado la dieta (sin pasarte, claro) y disfrutar de algún caprichito, aunque sea un poco de jamoncito, queso y una copita de vino.

Entra en su página e infórmate de todas las opciones que tienen. Además, si te animas a dar el paso y compras un programa para adelgazar ahora consigues gratis el té desintoxicante. Pincha aquí y descubre el método Dietbon. 

 

*Colaboración

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − uno =