tecnología

Encuentro Familias Digitales: Niños conectados, ¿padres desconectados?

Nadie te prepara para ser madre o padre. El modo de educar a nuestros hijos lo vamos aprendiendo día a día, probando, a base de experiencias propias. Por eso, creo que son tan importantes las escuelas de padres, las jornadas informativas para familias, en definitiva, la educación de padres y madres. De ahí mi aplauso de hoy a Telefónica y Familia Digital por crear el I Encuentro Familias Digitales: Niños conectados, ¿padres desconectados? que  reunió a un importante número de familias preocupadas por la salud digital de nuestros hijos.

Los hijos crecen y con ellos los problemas. Pero gracias a este encuentro he aprendido unas primeras pautas sobre cómo mejorar la salud digital en mi familia y hacer un uso correcto de las herramientas que tenemos a nuestro alcance.

Si tuviese que resumir lo aprendido en el Encuentro Familias Digitales en una sola frase diría “acompañamiento, seguimiento, y vigilancia”. Esa es la tarea de los padres, no sólo en la vida “normal” u off line de sus hijos, sino también en la vida digital. Como si se tratase de un mantra Guillermo Cánovas, uno de los mayores expertos que tenemos en España sobre salud digital en menores (relatar su currículum me llevaría escribir un post aparte), nos los repitió durante la jornada.

I Encuentro Familias Digitales Guillermo Canovas

De Guillermo Cánovas me gustó su forma de afrontar, lo que para muchos padres supone un reto y un problema, con total normalidad. Me gustó que no etiquete la tecnología. Para él no es buena o mala, todo “depende de cómo y para que la usas”. Y también su forma de quitar hierro al asunto. Algo que podríamos resumir en la máxima mejor ocuparse que preocuparse. Lo adecuado es ocuparse de cómo nuestros hijos afrontan el uso de la tecnología y no preocuparnos tanto porque, con un seguimiento y control de los padres, nuestros hijos tendrán escasas posibilidades de convertirse en tecnoadictos o tener problemas en sus relaciones digitales.

Click aquí para leer la entrada

Happy Tab de Chicco: aprendizaje, diversión y seguridad en una tablet

¿Pensando el regalo de reyes de los pequeños de la casa?¿Regalo tradicional o algo más tecnológico? Si eres de los que optan por introducir la tecnología en la vida de los peques pero quieres hacerlo con todas las garantías de seguridad, manejo y sintiendo que es un producto adecuado a los niños te recomiendo la Happy Tab de Chico.

Happy Tab de Chicco

Es una tableta evolutiva que acompañará a tu hijo según crezca y mejore sus capacidades y destrezas. La Happy Tab se recomienda desde los 18 meses y hasta los 6 años pero ya que aviso que no sé si aún llegando a esa edad podrás quitárselas de las manos. Nosotras la tenemos en casa desde hace poco pero estamos encantados con ella.

Qué me gusta de la Happy Tab de Chicco:

  • Su uso intuitivo. Las posibilidades que ofrece la tableta son muchas pero los niños llegan a todas ellas de una forma sencilla a través de los botones exteriores o de las ventanas que van a abriendo con sencillos dibujos. Eso permite que puedas jugar con el niño o que él pueda desarrollar sólo sus habilidades.
  • Control parental: Tú decides qué aplicaciones tienes y qué dejas que vea tu hijo. Control total.
  • Control del tiempo de uso: Puedes limitar de forma sencilla el tiempo que tu hijo usa la Happy Tab. Tras el periodo que has establecido el dispositivo se apagará.

Happy Tab de ChiccoHappy Tab de Chicco

  • Resistente: Está diseñada especialmente para los niños por eso su protección  que permite un mejor manejo por parte de sus manitas. Y resiste a los golpes,algo que mi tablet ha demostrado que no es capaz de cumplir.
  • Y además es bilingüe.

 

Y  lo que más le gusta a mi hija:

  • Puede añadir tantas aplicaciones como quieras a través de su centro de descargas, con lo que la diversión no tiene límites.
  •  Tiene una súper chuli cámara de fotos con las que puede inmortalizar sus mejores momentos, hacerse selfies y vídeo. Este, doy fe, ha sido uno de sus mejores descubrimientos, ahora se pasa el día posando y haciéndose fotos.
  •  El dispositivo almacena su música favorita, sus dibujos y pelis. Así lleva todo en uno.

Happy Tab de Chicco

  • Además tiene apps con las que aprender las letras, números, las operaciones matemáticas… Es increíble porque aprenden sin sentir que les cuesta nada. Para ellos es pura diversión. Ahora está enganchada a las operaciones matemáticas, ¡espero que le dure mucho!
  • Puede leer en el mismo dispositivo. Porque la Happy Tab también almacena sus ebook. Además está encantada con los dos que vienen  cargados en el dispositivo, le apasiona pinchar las lucecitas de brillantes que tiene y descubrir aún más posibilidades en la lectura.
  • Pero, sobre todo que no la tiene que compartir con sus padres. Se siente mayor.

Happy Tab de Chicco

Ella ya se ha unido a la tecnología son su Happy Tab. Y a ti ¿qué te parece como regalo para estas Navidades?

Las TIC´s y Pandereta o cómo entienden los niños las nuevas tecnologías

Una de las cosas que más me gusta y sorprende de los niños es la capacidad que tienen para explicar las cosas más complejas. Entre ellas están las nuevas tecnologías, un mundo lleno de magia al que se han adaptado mejor que Steve Jobs.

La otra noche buscaba un restaurante concreto para pedir comida a domicilio pero (aún me pregunto cómo puede ser a estas alturas de siglo) no estaba en Internet.  Encontré el número y llamé. Con el pedido también me trajeron un folleto con la carta, así la siguiente ocasión me ahorraría media hora de teléfono con un señor que no habla prácticamente castellano tratando de explicarme los platos.

Pero para Pandereta esto no fue suficiente. Miró el folleto, el ordenador y pensó una solución para colgado en la red. Dicho y hecho: lo metió en el reproductor de CD del portátil  para que así lo pudiéramos encontrar la próxima vez en Internet. ¡Anda que todo no sería más fácil!

El otro misterio que le provoca curiosidad es cómo funcionan los mandos a distancia. La tele, los reproductores de CD, DVD y las cosas más sencillas están dominadas; pero ha descubierto los mandos de la Wii del Primo. Pura magia. No comprende cómo ella juega a los bolos o al tenis y sin dar físicamente a la pelota. Le explico que el mando emite ondas que llegan a la tele y está hace lo que le pedimos.

Pues eso. Se carga con el mando acuestas y pasa toda la  tarde dando al botón y diciendo a “las ondas” que mamá traiga agua, un helado o vista a las muñecas. Qué paciencia…