¡Por fin lunes! (No estoy loca, no)

Uffff. ¡Por fin lunes! Qué descanso. Este fin de semana ha estado repleto de fiestas, cumpleaños, salidas, amigos… A ver, no os equivoquéis. Mi vida social sigue siendo nula. No era yo la destinataria de tanta fiesta sino Pandereta. Qué tu hija de cuatro años tenga más vida social que tú es un síntoma inevitable de que me hago mayor, más mayor si cabe.

Entre las citas públicas ha estado el cumpleaños de Nancy. Ahí donde la veis ya tiene 45 castañas. ¡Yo también quiero envejecer así! Aunque si soy sincera a mí me gustaba mucho más la Nancy de mi infancia, antes estar liposuccionada.

fiesta nancy

 

El cumpleaños se celebró por todo lo alto. Niñas, madres y padres haciendo colas para festejar a Nancy durante horas y eso a pesar del frío que ha hecho en Madrid este fin de semana. El resultado mereció la espera. Set de maquillaje, peinado, taller de abalorios para que no falte detalle y al escenario a aprender una coreografía. Pasarela y foto con posado.

 

Tengo que confesaros que las fiestas con temática de “belleza” infantil no terminan de gustarme. Demasiada importancia al aspecto externo, a la apariencia; pero a Pandereta el encantó.

Y después de un cumpleaños donde cada minuto de la actividad estaba programado, llegó el desmadre con la Pequedisco Pirata que este fin de semana había en la sala Chambó.

fiesta piratas

 

Allí nos desmelenamos, bailamos, también aprendimos coreografías, jugamos, nos maquillaron de terribles piratas con tremendas patillas y disfrutamos con actuaciones. Una fiesta loca donde piratas, bucaneros y piratuchos llenaron la pista para bailar en familia y pasar una tarde llena de música y risas.