Nombres con amor. El taller de A handmade

Es tiempo de emprendedoras. Y de mujeres talentosas con mucha imaginación y habilidades para dar forma sus sueños. Este es el caso de una mujer a la que he podido conocer recientemente, Araceli. Madre de mellizas la “no conciliación” le llevó a quedarse al cuidado de sus hijas y hacer de su habilidad con la costura, un modo de autoemplearse a través de El Taller de A handmade.
 el taller de A
Cuando la escuchas se nota su pasión y dedicación por lo que hace. Habla de sus telas, de las posibilidades que ofrecen, las combinaciones que puede hacer, los trabajos que ha hecho y esos que tiene en la cabeza… Le gusta lo que hace y le gustaría que, un día no muy lejano, se convirtiera en un modo de vida.
 el taller de A collage
 El trabajo es delicado, personalizado y hecho con mimo; doy fe. Su “producto estrella” son nombres en tela para colgar en las habitaciones. Los personaliza al máximo. Puedes elegir las diferentes telas (y tiene una barbaridad) entre el catálogo que se puede ver en página de Facebook o que ella misma te manda a través de WhatsApp.
nombre5 nombre-4 nombre-3 nombre-2
Puedo asegurar (tengo la muestra de ello en la habitación de Pandereta) que las fotografías no hacen justicia al resultado final. No es que sea bonito, es más. Los nombres están llenos de ternura, de dedicación y detalle que se ven en cada puntada. Me parecen un precioso regalo para recién nacidos, habitaciones infantiles o, porque no, para otros que no somos  tan pequeños.
*Este no es un post patrocinado. Hablo de Araceli y de su trabajo porque me encanta lo que hace y quiero compartirlo con vosotras. ¿Qué mejor que apoyar a madres emprendedoras llenas de ilusión y que hacen cosas tan bonitas como estas?
Compartir
Artículo anterior20 cosas de mi Pandereta
Artículo siguienteSilencio. El vecino lee un libro
Mi nombre es Sonia y soy madre. Lo declaro casi como si se tratara de una adicción y lo es; la mejor del mundo. A raíz de mi maternidad he descubierto un nuevo modo de ver la ciudad, el ocio, la cultura, la familia y, por supuesto, a las madres que -no lo olvidemos- ante todo seguimos siendo mujeres.

12 COMENTARIOS

  1. Pues sí, tenemos que ayudarnos las unas a las otras y no siempre porque se saque algo a cambio. Tengo una amiga que en diciembre da a luz y creo que es un estupendo regalo para la pequeña que va a tener… me voy a pasar 😉 gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce aquí tu nombre

once − 6 =