Escapada en pareja. Naturaleza, playa y relax en Cabo de Gata

Necesitábamos una escapada. Necesitábamos salir de la ciudad y reencontrarnos con la naturaleza, con la tranquilidad, con la calma. ¿Sabes esos momentos en que necesitas alejarte de todo para poder mirar con perspectiva? ¿Esas ocasiones en que tienes que tomar distancia para saltar con más fuerza?

Eso, justo es lo que necesitábamos. Estar solos, en pareja, mantenernos alejados del “ruido” externo y, para ello, ¿qué mejor que una escapada en pareja? No teníamos ninguna duda sobre el destino. Nos apetecía un lugar que combinarse naturaleza y mar, y lo encontramos en un hotel en Almería, en Cabo de Gata; en el Hotel Cortijo Los Malenos. Si no habéis estado, Cabo de Gata es un destino que no debéis perderos. Kilómetros de costa en la que disfrutar sin las aglomeraciones que tienen otros puntos de España. Playas de arena, playas fósiles, acantilados, calas perdidas, salinas, sol y tranquilidad en un entorno inmejorable, con paisajes que no se olvidan. No en vano dicen que aquí están algunas de las mejores playas de España.

 

Hotel el Almería, entrada Cortijo Los Malenos

Hotel el Almería, patio rosa Cortijo Los Malenos

 

Para poder recorrer esta zona con tranquilidad tomamos como referencia el Cortijo Los Malenos, a pocos minutos del precioso pueblo de Agua Amarga. En plena naturaleza lo que más me sorprendió del Cortijo (después de salir del centro de una gran ciudad) es el silencio, la calma, la tranquilidad que se respira en él. Aurora y su equipo no como a huéspedes, sino como una parte más de una gran familia que vive en el Cortijo.

No sabría deciros qué es lo que más me ha gustado. Podrían ser las estancias todas ellas con toque rural, las sala de descanso, donde entre cafés hemos leído y charlado, el desayuno (rico, rico), el entorno del hotel por el que hemos dado algunos paseos -por cierto, admiten mascotas-, su piscina donde relajarse, las noches en sus columpios mirando un cielo con miles de estrellas…

 

Hotel en Almería, piscina Cortijo Los Malenos

Hotel en Almería, patio Cortijo Los Malenos

 

Todo en este hotel está hecho para descansar y relajarse, para desconectar del día a día y, también, porqué no, de la tecnología (aunque en cuanto llegué lo primero que pedí fue el wifi para subir unas fotos a Instagram ;). Lo que no vais a encontrar es televisión en las habitaciones. Pero a nosotros nos ha parecido fantástico porque hemos tenido más tiempo para leer, charlar…

Y no puedo olvidar los desayunos, muy recomendables. Además, con el tiempo que ha hecho en el puente, hemos tenido la oportunidad de tomarlos al aire libre, en uno de sus patios, con un sol espléndido. Te voy a dar un poquito de envidia: desayunos de pan tostado, con mantequilla y mermelada que hacen en el propio Cortijo, con tomate y aceite (tienen gran variedad), huevos al gusto y recién hechos, bacón (he sido buena y no los he probado, bueno solo un trocito), frutas, yogures con mermelada, zumo recién exprimido… Un buen inicio de día 😉

 

Hotel en Almería, desayuno Cortijo Los Malenos

 

Tras un buen desayuno es el momento ideal para conocer el entorno en que se encuentra Los Malenos, nuestro hotel en Almería. A pocos kilómetros está Agua Amarga, un pueblito del que me he enamorado. Casitas bajas, blancas, a pie de playa. Un pueblo de postal. Te recomiendo que te dejes llevar y des un paseo por su calles donde además, encontrarás alguna tiendecita con objetos de decoración que, seguro, te sorprenderán. Después del paseo, hay que ir a la playa para, al menos, pasear. Toda una delicia. Y la comida ¡todo un placer! Carnes, arroces, pescados… comimos una lubina salvaje en la playa que fue una maravilla. Ah, y no os perdáis el calamar de potera.

 

Agua Amarga Cortijo Los Malenos

Playa Agua Amarga

 

Si queréis alejaros un poco más podéis ir a playas fantásticas como Los Muertos, la costa de Mojácar, un pueblo que no debéis dejar de visitar, Los Genoveses, Las Negras, Los Escullos o la playita de San José, otro pueblo que, seguro, te enamorará. Pueblos con encanto y playas y calas que merece la pena visitar. Ojo, para llegar alguna de ellas tendrás que dejar el coche y llegar caminando en trayectos que no superan la media hora, al menos los que hemos hecho nosotros.
Un fantástico modo de conocer Cabo de Gata que, además, (es secreto) se ha puesto de moda entre los famosos y la jet que cada año llegan a los alrededores de Agua Amarga para disfrutar del entorno. Si, como nosotros, os decidís por este rincón y buscáis hotel en Almería, no olvidéis visitar el Cortijo Los Malenos. Seguro que os sorprenderá.