Fiestas infantiles en salones de belleza. El culto la estética

Hace unos días me topé con un artículo (La educación de las niñas) que me llamó a reflexionar sobre las cargas estéticas que imponemos a nuestras hijas desde que son pequeñas. No sólo tratamos de que no cojan peso de más (y no nos engañemos no sólo por mejorar su salud), sino que tengan un bonito peinado, una sonrisa perfecta…

Ahora antes de ir a la playa llevamos a las niñas a hacerse la pedicura. El día de la comunión (esas mini bodas que cada día se potencian más) van a hacerse la manicura, a la peluquería para llevar preciosos tirabuzones y, ya que estamos, las ponemos un poco de brillo en los labios para que aún estén más bonitas. ¿Se trata de una comunión de o de una competición de estilo y belleza infantil?

¿Y qué me dices de los nuevos espacios de belleza para celebrar fiestas infantiles? Cada vez que veo un a imagen de ellos me recuerdan a las niñas de Pequeña Miss Sunshine, muñecas diseñadas para estar perfectas pero ¿y para divertirse?

Uno de los centros que ofrecen estos servicios es Mansión Party  “enseñamos de forma sana y divertida a cuidarse, una fantasía hecha realidad en un mundo mágico, donde el glamour es una experiencia divertida y se aúna con el aprendizaje, el bienestar y la salud”. Para ello la empresa se encarga de poner a disposición de las niñas todos los accesorios para que desfilen por la pasarela y se conviertan en modelos y princesas por un día.

Similar es la filosofía de Mundoprincesa donde hacen la manicura, peinan a las niñas y la maquillan en tocadores que las “harán sentir como si estuvieras en los camerinos de un estudio de cine” para terminar las fiestas infantiles con un desfile de modelos.

Fiestas infantiles belleza

Aunque todos tienen una filosofía similar Princelandia destaca por ser el primer spa infantil de europa y llevar por bandera el concepto de la educación saludable. Según destaca en sus informaciones la felicidad de las niñas es “el objetivo a la vez que se inculcan valores y hábitos saludables: mantener las manos y uñas limpias, la higiene personal, el cuidado del cabello, la importancia de una buena y variada alimentación… etc. ¿Quién dijo que comer fruta no era posible en una fiesta de niñas?”.

Las posibilidades que ofrecen contemplan meriendas saludables mientras las niñas están en unos confortables sillones abrigadas con sus albornoces rosas y profesionales de la estética les realizan manicura y pedicura. También disponen de zona de peinado, maquillaje, vestuario y pasarela. Y una estética que le hace estar en el top “cuqui” de los salones de belleza infantiles. Mira, mira.

Fiestas infantiles belleza

Fiestas infantiles belleza

Fiestas infantiles belleza

Estas empresas solo son algunos ejemplos de las que están surgiendo en las ciudades para entretenimiento de las niñas.

Y tú ¿llevarías as a tu hija a un establecimiento de este tipo? ¿Te gustan estas propuestas para fiestas infantiles o consideras que son un modo de ensalzar la apariencia de la niñas?

Compartir
Artículo anterior¿Te vienes de picnic urbano a la plaza?
Artículo siguienteHoteles sin niños, hoteles discriminatorios
Mi nombre es Sonia y soy madre. Lo declaro casi como si se tratara de una adicción y lo es; la mejor del mundo. A raíz de mi maternidad he descubierto un nuevo modo de ver la ciudad, el ocio, la cultura, la familia y, por supuesto, a las madres que -no lo olvidemos- ante todo seguimos siendo mujeres.

5 COMENTARIOS

  1. Pues imagino que todo en su justa medida. Quiero decir que me parece divertido que existan estos sitios para pasar un rato, un cumpleaños y que sea algo así como “disfrazarse” sin darle mayor importancia ni relevancia.
    Como un juego, como un día para hacer una “profesión” diferente. Modelo por un día porque todas las niñas y niños son guapos.
    Pero otro día, porque no convertirse en bombero o en aventuro loco.
    Todo tiene cabida y no hay que encasillar nada

  2. Holaa!! la verdad que si la llevaria a sitios asi, es mas estoy deseando que crezca para llevarla. Yo personalmente no pienso que las cosas sean de niñas o de niños. Si en el dia de mañana tengo un hijo y quiere ir a esos sitios, pues con gusto lo llevare. Pienso que es lo que debemos hacer todos los padres, tratarlos iguales, bueno tratarlos iguales no porque no lo somos, pero si respetar sus gustos independientemente de que sean “de niñas o de niños” y no echarle la culpa a la sociedad, pues la sociedad somos nosotros.
    Saludos!! 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce aquí tu nombre

7 + quince =