Feliz No Cumpleaños (por hoy)

Estas son unas fechas muy especiales. Mañana pasará un año más en mi vida, un momento que aprovecho habitualmente para hacer repaso de lo que han supuesto los últimos doce meses. Pero no quiero esperar a mañana, lo haré hoy aunque sea mi No Cumpleaños.


Sensaciones contrarias son las que me produce este año. Mi recuerdos negativos están relacionados con mi vertiente profesional. Pero de esto no quiero ni hablar porque, como dicen mis amigas más feministas, aquello que no pronuncias no existe. Así que paso palabra.

Lo bueno ha estado relacionado con mi vida familiar. Descubrir que tengo una familia que es única, que no podría haber elegido mejor la pareja que me acompaña en esta travesía y que tengo una hija que vale su peso (y pesa) en oro. Lo mejor ha venido también de manos de mis amigos, aunque alguno ya no está para celebrar este cumpleaños conmigo.

Y el gran descubrimiento de este año: vosotras/os. Sí. Porque si alguien me ha ayudado en esas horas de soledad a superar este año habéis sido todos y cada uno de vosotros (utilizaré el masculino para generalizar aunque la mayoría sois mujeres) que estabais ahí para mostrar un tuit cariñoso, una mano tendida, una sonrisa contagiosa… Conoceros, tanto en el mundo 2.0 como en el real, ha sido  maravilloso. No sé que haría si una mañana tras el madrugón de costumbre no os encontrase al otro lado.

Gracias y felicidades por ser cada uno como sois.

(Lo dejo porque al final lloriqueo y no hay ninguna marca de pañuelos de papel que quiera “todavía” patrocinarme un post)