5 razones para estar orgullosa de pertenecer a la red de blog de maternidad

Igual no es la primera vez que te preguntas por qué escribes un blog.  Posiblemente, si lo tienes desde hace más de un año, te habrás planteado que te reporta, además de mucho trabajo. Igual, en alguna ocasión, te has llegado a sentir incluso un poco friki. Y, seguro, seguro, alguna vez alguien te ha dicho “¿Blogs, para que pierdes el tiempo en eso?

Se acabó. Hoy quiero gritar bien alto que me encanta tener un blog. Somo blogueras porque nos gusta contar cosas, queremos compartir las experiencias que tenemos y porque nos llena de orgullo y satisfacción (sobre todo cuando tú también comentas y compartes) que eso que escribimos pueda servir a alguien de ayuda, apoyo o desahogo.

 

blogs

 

Vale, quizá estoy de subidón tras el Madresfera blogger’s day. Pero, encuentros como estos, en los que te reúnes con tanta gente que le pone pasión aquello que hace (la mayoría solo por afición), ver tantos profesionales y, sobre todo, disfrutar compartiendo con tanta buena gente; merece reivindicar el trabajo que se hace en los blogs de materidad. Y si es necesario, que sea a grito pelao ya me he venido muy arriba

Momentos, como el que hemos vivido esta semana, nos hacen volver a ilusionarnos, y mirar con perspectiva qué supone esto de dedicar parte de tu tiempo libre -y tu vida- a escribir blogs. No soy quien para hablar en nombre de ninguna comunidad (a veces, ni en el mío propio), pero sí que puedo dar las 5 razones que me impulsan a seguir cada semana escribiendo. Tal vez sobre temas que no interesan a nadie, tal vez, sobre cosas que nos afectan, un poco, a todas.

Mis 5 razones para formar parte de los blogs de maternidad

 

  • Porque me encanta saber que formo parte de una comunidad en la que me siento escuchada,  valorada y querida. Que una reflexión, una opinión, o una recomendación sea valorada por los demás te hace pensar que el trabajo de ese día ha merecido la pena. Que alguien te dejé un comentario diciendo que el tema sobre el que has escrito le ha servido para reflexionar o que se siente identificada con tu último post, merece la pena.  Que alguien comparta tu entrada con sus amigos hace que merezca la pena.
Blogger´s day 2016 blogs maternidad 4

Foto: Eva Gascón / Madresfera

 

  • Cuando eres madre o padre te encuentras con mil dudas y problemas a los que, por ti mismo, no encuentras solución. En esos momentos, tener una comunidad con la que compartir tus inquietudes es importante. Estas vivencias (aunque muchas sean en la distancia y a través de las redes sociales),  los momentos compartidos, crean lazos de amistad y compañerismo que son difíciles de desatar.
Blogger´s day 2016 blogs maternidad

Foto: Eva Gascón / Madresfera

 

  • Después de muchos años dedicándome a escribir sobre temas que parecen centrales para que la vida siga adelante, descubres, que lo que a la gente (como tú y como yo) le importa son esas pequeñas cosas, esos pequeños detalles, que conforman su vida, su día a día.

Es casi seguro que nadie recuerde el nombre de tal o cual personaje que, hace dos años, salía a diario en la portada del informativo de medio día. O el de aquel invento que tenía previsto revolucionarnos la vida. O de qué o quién propuso tal reforma en los Presupuestos Generales del Estado. Pero, una madre o un padre, no olvidará jamás el primer día de clase de su hijo, las carreras a las que se enfrenta cada día para llegar a tiempo al cole, los cuentos que le recomendaron para leerle por la noche y que tanto le gustan, ese espectáculo en el que disfrutaron juntos las carcajadas…

Esas son las pequeñas cosas que marcan nuestras vidas. Eso es lo que de verdad importa. Poder compartir esas pequeñas cosas con uno, dos o  mil lectores, me hace feliz.

Blogger´s day 2016 blogs maternidad 2

Foto: Eva Gascón / Madresfera

 

  • Porque la comunidad de blogs dedicados a la maternidad y la crianza es mucho más que hablar de embarazo, lactancia, bebés y niños. Es una red solidaria, comprometida con las causas sociales que afectan a los géneros y a la infancia. Siempre hay una legión de blogs dispuestos a escribir, apoyar o encabezar acciones que redunden en la mejora de la infancia. No solo hablo de apoyar campañas de ONG´s, también de crear movimientos propios que luchan (cada uno a su manera) por conseguir la igualdad, la conciliación, la corresponsabilidad… Gente solidaria que se esfuerza por dejar un mundo mejor.  

 

  • La red de blog de maternidad  y paternidad (que rollo lo de ser políticamente correcto) es generosa. Porque las mujeres y hombres que la componen no dudan en compartir sus conocimientos y su experiencia sobre cómo mejorar cada día aquello que publicas, cómo hacer un mejor trabajo.

Con vosotras y vosotras aprendo cada día. No solo en lo personal, sino también a mejorar profesionalmente. He reconducido mi orientación profesional gracias a la mano tendida de madres blogueras, (nunca podré decir lo que ha supuesto que me dierais vuestra confianza), aprendo cada día de madres con blogs, con ellas me he atrevido emprender, a lanzarme a  nuevos retos y proyectos, a dejar de decir “no” por miedo… A tantas y tantas cosas que sola no hubiera hecho.

Blogger´s day 2016 blogs maternidad 3

Foto: Eva Gascón / Madresfera

 

Motivos para seguir

Cinco porqués que para mi son más que suficientes para seguir, para mejorar y para afianzar mi relación con esta comunidad que tanto me aporta. Y es que no debemos olvidar que tras cualquier blog que lees hay una persona que dedica horas de su vida a pensar qué te puede interesar, qué será útil para ti, qué te puede gustar. Horas de su tiempo libre para escribirlo, hacer o buscar unas imágenes que sean adecuadas. Momentos de sueño para editarlo. Ratos, entre extraescolares y desplazamientos, para que llegue a Facebook, Twitter o YouTube y que tú puedas verlo. Un tiempo que, en el 90 por ciento de los casos, no tienen más recompensa que ver un like o un comentario.

Por todo ese esfuerzo, por ese tiempo, por la pasión de todas le ponéis… solo puedo decir ¡bravo! Bravo por toda la gente que escribe en la blogosfera maternal. Bravo por ti, por quién nos lees.