Mi hija es tímida ¿Qué hago?

Me enfrento a una hija con timidez. Las madres que tenéis hijos a los que les cuesta relacionarse seguro que comprendéis esa sensación de desazón que tienes cuando compruebas que no tienen facilidad para hacer amigos, que les cuesta jugar con otros niños, en definitiva, socializar.

Tal vez solo sea un miedo de madre, uno más, pero es algo que presiona el pecho cuando compruebas la escasa capacidad que tiene para establecer relaciones frente a otros niños más abiertos.

timidez

Seguro que más de una madre (y padres, por supuesto,) conoce esa sensación de tener un niño escondido detrás de una pierna, de hecho, los datos dicen que la timidez afecta al 15% de los niños. Llegas a un sitio con más gente, personas desconocidas, y notas como tu pequeño se pega a  ti y, cuando por fin lo hace, no es para jugar con otros niños; sino solo.

timidez

En casa, también habréis notado como los síntomas desaparecen. Tu peque, se convierte en un niño o una niña despreocupada, simpática y muy charlatana. Pero con otros niños de su edad le cuesta relacionarse.

Tenemos que aprender que cada niño tiene su ritmo, que es importante no agobiarles, no crear problemas donde, posiblemente, ellos no los ven. Además, los adultos tenemos que entender que, en muchas ocasiones, la timidez se diluye con los años.

timidez

Es un aprendizaje en el que casa cosa lleva su tiempo, por eso, no hay que forzar a los niños. Si no quieren jugar, animarles a hacerlo pero, en ningún caso, hay que obligarles. Y si es capaz de dar sus primeros pasos en la relaciones con otros niños, aplaude su acción, felicítalo.

timidez

Para que aprenda a relacionarse, lo mejor es promover actividades donde tu hijo se encuentre con otros niños. Llévale a espacios donde tengan que interactuar con otros niños, promover su confianza y su capacidad de superación… Pero, además, y como siempre repetimos, que tenga un ejemplo en el que fijarse. Demuestra tus dotes sociales, como es divertido compartir con otros y, poco a poco, aprenderá a imitar tus acciones.

¿Quién dijo que esto de ser madre o padres sería fácil?