Probando, probando: el contorno de ojos de los ángeles

Desde hace unos meses tenía ganas de cambiar de contorno de ojos y probar algo que se adecúe más a mi piel madura.

Llevaba tiempo utilizaba una gama de Shiseido (marca a la que soy muy aficionada)  con la que no estaba del todo satisfecha. El cambio le hice a Dior con su Capture XP y el resultado no fue satisfactorio. No he notado resultados tras el tratamiento y para mi gusto, la crema es demasiado densa y grasa para una zona tan delicada como es el contorno.

Así que, de nuevo, me enfrento a otro cambio. En este caso he elegido comprar en Laconium y dejarme aconsejar por las creadoras de la firma para conseguir atenuar la arrugas y conseguir mayor elasticidad y firmeza en la zona de los ojos.

La decisión fue decantarme por Le regarde celeste. Con una textura ligera lo primero que he notado es la mejora de la coloración de la zona. No es que evite las ojeras, en que el caso de las madres es aún más complicado, sino que las atenúa e ilumina la zona con lo que el aspecto mejora. La textura es otro de sus puntos fuertes. Ligera se absorbe con facilidad.

le-regard-celeste_large

Quizás el único pero que le pongo es que sea tenga poco de “tratamiento” para las primeras arrugas. Un plus que deberían poner en una versión para pieles maduras.