Deporte: diversión y salud para nuestros hijos

Estamos construyendo una sociedad de niños sedentarios. Niños enganchados a la tele, a la tablet, al móvil, los videojuegos… Niños que se pasan el día sentados, ya sea por obligación o por ocio. Ese sedentarismo tiene consecuencias. La obesidad ataca a nuestros hijos, los dolores de espalda se hacen frecuentes a partir de los 10 años y, de los 13 a los 18, el porcentaje de niños que se quejan de dolor de espalda supera, en ambos sexos, el 50 por ciento.

Pero, la solución, no puede ser más sencilla. La tenemos al alcance de nuestra mano. Solo hay que animar a nuestros hijos a practicar deporte. Tan fácil como dejar el sofá para hacer alguna actividad física. Y, no solo, supone una mejora para su salud. El deporte también puede ayuda a los peques a quemar esa energía que todos los niños tienen, a que estén más contentos y a socializar. Además, es un estupendo modo de pasar el tiempo de ocio.

 

deporte y niños

 

Alternativas para animarles hay muchas pero, eso sí, habituemos a nuestros hijos a practicar, siempre, deporte seguro. ¿Quieres saber más? Para seguir leyendo pincha aquí.