#Unoalmes: El Lamento del Perezoso

Conocer la vida de alguien a través de sus cartas. Esto es lo que nos propone el autor del pequeño ratón lector Firmin, Sam Savage, en El Lamento del Perezoso, un libro en el que nos narra la desvencijada vida de un editor de una revista literaria abandonado por su mujer, por sus amigos y, yo diría, por la sensatez, la cordura y la razón.

uno al mes el lamento del perezoso Sam Savage

En El Lamento del Perezoso el autor nos convierte en voyeurs de la vida de un tercero que se derrumba por minutos, y no solo de un modo metafórico, como en el caso de su revista literaria, una publicación que nadie lee, a la que nadie presta atención, y que no consigue sacar adelante. Su decadencia es también real, como la del edificio en el que vive y del que es propietario o su propio estado físico, en fase de derrumbe.

Andrew Whittaker es el protagonista del libro, al que conocemos a través de las publicaciones de su revista literaria (escasas), las cartas que manda a su ex mujer, la correspondencia con amigos (los pocos que le quedan), las tareas pendientes, incluso la lista de la compra.

Durante cuatro meses penetramos en su intimidad y vemos como su vida, al tiempo que su edificio y su revista, va tocando ruina. Él, que soñó con crear una revista crítica de gran éxito, se convierte en una caricatura de sí mismo. Todo lo que toca se convierte, al final, en desastre. Es la historia de un perdedor, pero contada con tal maestría que al final no sabes si unirte a él o darle dos bofetadas, un baño de agua caliente, y esperar a que reaccione.

Sí en El Lamento del Perezoso esperas encontrarte algo del Sam Savage de Firmin, mejor que no inicies su lectura. El único punto en común que tienen ambos protagonistas (el ratón y el editor)  es su pasión por la literatura.

¿Has leído El lamento del Perezoso? ¿Qué te parece Sam Savage?

Pero este no es el único libro de #Unoalmes. Si quieres también puedes saber qué nos parecieron Talco y Bronce, Responde primero a la segunda pregunta o Los girasoles ciegos.

uno al mes