Patios de recreo para jugar

Patios de recreo para jugar

Llega la hora del recreo. Todos bajan corriendo por las escaleras a pesar de que los profesores se esfuercen en decirles que son peligrosas, que mejor ir despacio. Pero el recreo tiene ese punto especial. Libertad, risas, amigos. Todos los juegos que se pueden hacer en los patios de recreo se amontonan en la cabeza: correr, saltar la comba, crear personajes, hacer de superhéroes.

Un universo lleno de posibilidades para divertirse… hasta que sacan el balón. Entonces todo se acabó. El patio se convierte en un único espacio, en un campo de fútbol. O juegas al fútbol o para ti no hay espacio para divertirte. O juegas al fútbol o tus amigos no te harán caso. O (mayoritariamente) eres chico y mayor o el recreo no es para ti. Es la dictadura del fútbol.

O fútbol o nada

Puedo parecer exagerada pero estoy cansada de que cuando pregunto a mi hija que ha hecho en el recreo muchos días la respuesta sea “nada”. Ella me cuenta que al final las niñas y niños que no quieren jugar al fútbol quedan relegados a hablar en un rincón mientras los aficionados a dar patadas al balón ocupan todo el espacio.

Patios de recreo para todos

Hay días en el que a ella, sus amigas y amigos (porque también hay chicos que no son de fútbol, no es una cuestión de sexo sino de preferencias) quieren jugar por no estar todo el recreo en un rincón. Ante la petición la respuesta suele ser NO. Los que juegan no dejan que otros que no suelen hacerlo se unan al equipo porque “no saben” y, si se ven obligados a jugar juntos, lo que hacen es no pasarles la pelota. O se quedan en su rincón o corren de un lado a otro del patio como pollo sin cabeza.

Insisto. Esto no es exclusivo de las niñas. Todo aquel (independientemente de su sexo) que no quiera jugar al fútbol queda excluido a las partes exteriores y los rincones del patio porque el centro es para los que tienen el balón.

Patios de recreo reciclados

Nuestro cole es pequeño por eso los patios de recreo también. Tienen un campo de fútbol y en sentido contrario dos canchas de baloncesto. Pero al baloncesto no se puede jugar porque la zona central está ocupada por el fútbol. Tampoco se puede jugar al pilla pilla, ni se puede interferir en el partido porque te ganas la reprimenda de los demás o algún que otro balonazo.

Sinceramente estoy cansada de obtener la misma respuesta cada día. De ver como un grupo de niños se hacen con el dominio de los patios de recreo. Hay escuelas que ya trabajan contra esta dictadura. Algunos tienen el día sin balones en la que los niños tienen que hacer otro tipo de actividades porque no se les deja sacar la pelota. Otros, especialmente en Cataluña, están creando patios diferentes, inclusivos donde el balón no tenga porqué ser el protagonista.

Patios de recreo para hacer deporte

Es cierto que el patio es un momento de juego libre, pero ¿no debería alguien supervisar a qué dedican su tiempo los niños? Si hay una parte de los alumnos que dominan el terreno los demás no pueden jugar a nada. Lo mejor sería proponer en espacios diferentes acciones para que cada niño, de forma libre, elija que quiere hacer y cómo quiere jugar a ella pero sin interferir en los demás. Puede haber tantas ideas como niños hay en el cole. La variedad es buena, es gratificante para todos.

Nosotros hemos empezado a tomar acciones para acabar con la dictadura del fútbol. Y en tu cole ¿también pasa algo parecido en los patios de recreo?

 

Imagenes: Play-Scapes

38 Comentarios

  1. Nuestro cole está adaptado y organizado para que no todo sea fútbol. Tienen dos pistas de fútbol y repartidos los días de uso entre los cursos. Así, a mi hijo le toca pegar patadas a un balón (si quiere) dos días a la semana. También tienen otra de baloncesto, organizada de la misma forma. Fuera de esas pistas ya no pueden jugar al fútbol. Ni en la pinada, ni en otras zonas amplias del patio. Es zona para libre juego. Bien en los columpios, bien en los juegos pintados en el suelo como la rayuela (como he visto en fotos más arriba). En nuestro colegio también están hartos de que todo sea fútbol, fútbol y fútbol

  2. Me parece super fuerte!! No puede ser que se relegue a ningún niño y menos en la hora de recreo!! Todos deben tener las mismas posibilidades de pasarlo bien en lo que les guste!! Sea jugar al fútbol, al 3 en raya, al pilla pilla o a lo que sea.
    Besicos!!

  3. Totalmente de acuerdo! Pasas por cualquier colegio en los recreos y el fútbol acapara todo. Que es muy buen deporte también pero siempre que permita y conviva con otros… pero qué esperamos si lo vemos cada día… deportistas ganadores de medallas olímpicas que importan menos que el peinado de un futbolista.

  4. En el antiguo colegio de mi niña pasaba igual, solo dos zonas para jugar..una al fútbol y otra al baloncesto.Ah y un arenero para los peques. Nada más..si querían correr al pilla pilla tenían que arriesgarse a llevar un balonazo por algún lado. Y ahora en el segundo colegio en una zona muchísimo más rural los cambios son a mejor. Muchas zonas para jugar. Dos zonas diferentes con porterías para fútbol,otras dos para baloncesto un súper pabellón con más de lo mismo..Deberían cambiar muchas cosas en ese sentido muchísimos centros!

  5. La verdad que pasa en todos los coles. En el nuestro hay sitio de sobra para todo y en vez de eso, separan los patios por cursos con lo que todos están ocupados por el fútbol…

  6. En el colegio de mis hijos que es pequeño, también han comprado un casita de madera para que jueguen y un escenario también, así como una red de voley aunque no ha tenido mucho éxito, pero las cocinita de madera y la casita al principio era un booom todos querían jugar, también están por pintar el suelo con juegos como tres en raya y la rayuela. Pero creo que como dices necesitan alguien quien les enseñe a sacar partido a otros juegos que no sea fútbol.

  7. Justo la otra mañana, paseando, me fijé en los niños que estaban en el patio de un colegio. Y también pensé en las limitaciones del recreo. En este caso es un lugar grande con varias pistas, Pero solo había un grupo jugando a fútbol. Todos los demás estaban alrededor sin hacer “nada”. Están muy bien las iniciativas que te han comentado o las que das en las fotos de más arriba. A nosotros aún nos queda lejos, pero si eso no ha cambiado, haré lo que esté en mi mano para que el tiempo de ocio de los pequeños sea más variado, participativo y llamativo.

  8. Lo cuentas y no pensé que era algo que podía pasar, quizá porque aún nosotros no hemos entrado en tema de escuela. Estoy totalmente de acuerdo contigo, o que el fútbol tenga su espacio dedicado (que entiendo eso dependerá del tamaño del colegio y de las facilidades) o que se supervisen las actividades y se permitan actividades que involucren todos los gustos.

  9. Me parece genial el post. Todavía no se como es la hora del recreo aquí en España pq Vicky está muy prque pero cuando yo enseñaba en Vzla el patio del cole tenía cualquier cantidad de actividades, para l motricidad gruesa más que todo. Era genial.

  10. Jo, esos patios son una pasada!! Nosotros tenemos un cole rural, tiene poco presupuesto así que el patio no tiene gran cosa. Un arenero, zona de cesped y zona de suelo firme. Ni columpios ni nada…es una pena, pero la partida del año pasado ya se usó para poner una puerta nueva así que habrá que esperar otra a ver si añaden algo al patio.
    Aquí lo del futbol es a diario pero al mio no le gusta y juega en la arena.

  11. Completamente de acuerdo!! mis dos hijos no son de futbol y siempre se ha visto un poco relegados en el patio por los otros chicos… es una pena que se hayan perdido los juegos de toda la vida en los que podia jugar cualquiera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 3 =