Manías de madres: tender la ropa

Sí, confieso. Tengo algunas manías de madres aunque a mi me gusta llamarlas “modo de hacer las cosas siempre de la misma forma y en idéntico orden porque si se hacen de otra me ponen de los nervios”.

Como verás manías, lo que se llama manías, tampoco son. ¿O sí? ¿Son manías de madres?

  • Tender la ropa por cuerdas

Cuerda 1: pantalones colocados en orden según colores y tamaños.

Cuerda 2: camisas por colores y estampados (no hay peor cosa que ver como se mezclan en la cuerda los cuadros y las rayas)

Cuerda 3: Ropa interior y calcetines, medias o similares. Se agrupa primero la ropa interior masculina y luego la femenina por edades de la hembra en cuestión y colores.

  • Las pinzas. Por supuesto las pinzas tienen que ir colocadas según el color de la ropa. Analicemos, ¿tú pondrías una falda roja con pinzas moradas? Noooo (a no ser que seas Agatha Ruiz de la Prada)

 

manías de madre tender ropa

  •  Nunca, repito nunca, dejar que tu marido tienda. No respetará tu orden, mezclará las churras con las merinas, quedaran arrugas y marcas de pinzas que no podrás sacar en años.
  • Horario de colocación. Tiene que ser por la noche y retirar por la mañana para evitar que la vecina cotilla me inspeccione la ropa, sobre todo la interior. (Al final toda la vecindad se entera de cuando has salido de fiesta cuando la cotilla ve tendida la braga-faja).
  • No tender nunca hacia la calle. Mejor la muerte. No es de recibo que todo el mundo vea si remiendas las calcetines o la macha de esa camiseta que nunca salió (por no citar otras interioridades). Solo está permitido si vas a participar en las fiestas del barrio y lo hacéis como decoración de tu calle. En este caso saca tus mejores galas 😉

manías de madre tender ropa

¿Soy solo yo o hay más maniáticas por ahí?