Los cinco mejores momentos de la maternidad

Ser madre supone un cambio radical en la vida de toda mujer. Da igual que hayas pensado en la maternidad como un hito en tu vida o que se haya presentado por sorpresa, cogiéndote con el pie cambiado. Siempre hay un antes y un después del nacimiento del bebé.

Tener un hijo es una experiencia que te hace vivir momentos maravillosos (otros no tanto, pero eso lo dejaremos para otro momento) junto a él. Si tuviéramos que elegir nuestros cinco mejores momentos de la maternidad serían estos:

Compartir un baño de espuma

momentos de la maternidad

En casa disfrutamos compartiendo el baño con nuestra peque desde que era un bebé. Antes nos encantaba el momento de compartir su gusto por el agua. Poco a poco, el baño se fue convirtiendo en un momento idóneo para jugar juntos. La espuma se convierte en un elemento mágico con el que crear tartas de ensueño, cafés con montaña de crema, pastelitos…

Ahora, que ya es “mayor”, el baño se ha convertido en un rincón de disfrute y de confidencias. Es nuestro momento privado en el que hablamos de  “cosas se chicas”, compartimos nuestro día, preguntas, secretos… Sin duda uno de los mejores momentos de la maternidad

Las siestas de verano

mejores momentos de la maternidad

La pena es que solo las compartimos juntas en esta época porque, sin duda, son uno de mis momentos favoritos.

Sudamos, mucho, pero el placer de tenerla cerca, olerla y disfrutar de su calor es lo mejor. Esas siestas en una hamaca de cuerda son el momento perfecto para recordar las cosas maravillosas que nos depara la maternidad.

El cuento de las noches

mejores momentos de la maternidad

Pero no solo es la lectura compartida, es mucho más: estar apretujadas en su cama, el abrazo y los minutos en que nos relajamos antes del sueño… Es todo un ritual que merece la pena atender y disfrutar cada noche, al menos, hasta que ella quiera que siga siendo así y compartamos los mejores momentos de la maternidad

Pintar juntas

mejores momentos de la maternidad

Coger una lámina, los lápices de colores, poner una música que elegimos entre las dos y pintar. No tiene ningún misterio. Solo estar las dos juntas, en silencio, sin decirnos nada, disfrutando de cómo coloreamos y de poder hacerlo juntas. ¿Se puede pedir más?

Los libros para colorear nos han descubierto este placer que se ha convertido en uno de nuestros momentos mágicos.

El colecho de los viernes

mejores momentos de la maternidad

Los viernes es un día fantástico porque empieza el fin de semana pero, también, cuando eres padre o madre, es el día en que tu mochila vital está cargada con todo el cansancio acumulado durante la semana.

Ese es el día en el que después de nuestro plan de cena y peli en familia disfrutamos, aunque algunos piensen que ya no tiene edad, de una noche de colecho familiar. Juntos comentamos la película, nos hacemos cosquillas y nos abrazamos para dormir y después de una noche -en la que igual te arrepientes de patadas y codazos- no hay nada mejor que despertarte con las caricias y los besos de tu familia.

Y para ti ¿cuáles son los mejores momentos de tu maternidad?