Drácula del restaurante Bacira

Probamos el restaurante Bacira de Madrid

No se pueden seguir las tendencias gastronómicas de Madrid sin haber pisado Bacira. Además, todo el mundo no se puede equivocar, se trata de uno de los restaurantes mejor valorados por el público.

En una calle de Chamberí se esconde uno de los lugares de peregrinaje para los foodies capitalinose. el restaurante Bacira. Paredes blancas, azulejos a media altura y columnas de hierro forjado dan al local ambiente de nueva taberna cosmopolita donde comer bien a un precio asequible. Ese es su punto fuerte: la relación calidad-precio, incluso en los vinos.

Imagen de Bacira

En esta ocasión nos decantamos por uno de los tres menús que sirven de cuatro, cinco y seis platos con postre incluido. Para empezar ensalada César siglo XXI crujiente -se come con la mano en su propia hoja-, sabrosa y con la cantidad justa de salsa; un problema en el que suelen caer muchos restaurantes. El segundo plato que llegó a la mesa fue un cebiche de corvina, uno de los que más me gustó de la degustación aunque, para algunos, pueda tener demasiado punto cítrico. Los sabores del mar siguieron con un pulpo a la parrilla ligeramente ahumado con crema de batata, lo que le aporta a la combinación un punto dulce.

Cebiche del restaurante Bacira

Entre las sorpresas de la velada el “Risoteo” de setas con jamón. Sorpresa, porque es un falso risotto hecho con pequeñas porciones de pasta en lugar de arroz aunque con la misma preparación que el plato tradicional. Sin embargo, trabajar con la pasta le resta cremosidad. Para terminar, sin duda, el mejor plato de la degustación: albóndigas guisadas de rabo de toro con puré especiado de patata. La esfera que compone la albóndiga encierra pequeñas hebras de rabo de toro con todo el sabor de este tradicional plato pero sin la pesadez del mismo. Una explosión de sabor tradicional en un nuevo envoltorio.

 Albóndiga del restaurante Bacira

El punto final fue un “Drácula”, recuerdos de ese polo de hielo que algunos (maduros, digamos) tenemos en mente. Sobre una cama de fresas -a las que faltaba sabor- y salsa del mismo fruto aparece un helado de vainilla y sirope de cola que nos hace regresar a la infancia a base de cucharadas.

Drácula del restaurante Bacira

La propuesta de vinos es sorprendente con variedad de propuestas. Lo mejor, dejarte asesorar por su personal. En la carta también podrás encontrar sugerencias de maridaje de platos con cerveza.
E insisto, lo mejor, la cuenta.

¿Has visitado Bacira? ¿Qué te parece?

manías de madre ropa tendida

Manías de madres: tender la ropa

Sí, confieso. Tengo algunas manías de madres aunque a mi me gusta llamarlas “modo de hacer las cosas siempre de la misma forma y en idéntico orden porque si se hacen de otra me ponen de los nervios”.

Como verás manías, lo que se llama manías, tampoco son. ¿O sí? ¿Son manías de madres?

  • Tender la ropa por cuerdas

Cuerda 1: pantalones colocados en orden según colores y tamaños.

Cuerda 2: camisas por colores y estampados (no hay peor cosa que ver como se mezclan en la cuerda los cuadros y las rayas)

Cuerda 3: Ropa interior y calcetines, medias o similares. Se agrupa primero la ropa interior masculina y luego la femenina por edades de la hembra en cuestión y colores.

Click aquí para leer la entrada

#Unoalmes: Galveston o cómo huir de la violencia

Al más puro estilo de la mafia estadounidense (donde se mezclan polacos, irlandeses, italianos, etcétera sin otro orden que el que dicta el dinero) Galveston, la primera novela de Nic Pizzolatto, r4efleja lo más sombrío de unos personajes que se mueven en el filo de sus propias vidas.

La huida en la que nos adentra el autor de la serie de culto True Detective por moteles con personajes violentos, grises y tristes; es solo un paso intermedio para una nueva vida o la muerte. Lo que no sospecharán los protagonistas es lo que será mejor para ellos.

Galvestone de Nic Pizzolatto

“Los zapatos se acercaron a mí y junto a la rodilla colgaban un bate de béisbol y un largo caño. Me oriné encima. Intenté incorporarme y un nuevo golpetazo, no sé si del bate o del caño, me rompió la mandíbula”.

El tiempo salta, como los recuerdos del protagonista, dibujando una vida cuyo punto álgido no se descubre hasta el final, aunque el autor va dejando un reguero de datos a los largo del libro que nos hacen ir reconstruyendo el desenlace.

Pero igual el final no es tal y es el inicio de una nueva andadura, al menos para quien quiera seguir viviendo.

Cada mes un grupo de bloggeras reseñamos un libro en #Unoalmes. Si quieres repasar otros títulos pincha aquí.

 

 

Vista de Alicante y sus playas

Escapadas: destino Alicante

Ya tenemos encima el buen tiempo. Por eso muchos nos planteamos aprovechar el fin de semana haciendo una pequeña escapada. El destino final: la playa de Alicante.

¿Por qué elegir Alicante? Junto con Valencia son las costas más cercanas a Madrid. Además, Alicante une la posibilidad de disfrutar de playa con los beneficios que supone alojarse en una ciudad.

Vista de Alicante

Alicante dispone de preciosas playas como la de San Juan, la Albufera y la de Saladares.  Y aunque la de Postiguer es una de las mas concurridas por estar cerca del centro de la ciudad, también es de mis favoritas porque desde ella puedes llegar al centro de la ciudad dando un paseo. Recuerda que este es el mejor método para moverse por Alicante porque aparcar  es una tarea prácticamente imposible.

Tras una mañana de baños y juegos al sol estamos preparados para comer en la terrazas del paseo. Entre mis favoritas la Taberna del Gourmet, aunque  si está muy llena también puedes reservar en el local que tienen a tan solo una calle del paseo. Si eliges esta opción no olvides si pan de cristal con tomate, mejor acompañado de jamón ibérico, la ensaladilla, las hamburguesas gourmet, la gamba roja (que también puede ser al ajillo) y el tartar.

Click aquí para leer la entrada

Zippy Pasarela Petit Style Walking Madrid

Pasarela Petit Style Madrid, un mundo de moda infantil


Colores vivos, toques marineros, aires tribales, el clásico blanco y los tonos tierra en sus múltiples variedades han sido los protagonistas de la pasarela Petit Style celebrada en el mágico entorno que es el palacio de Santa Bárbara, en Madrid, como adelanto de la moda infantil de este verano.

Petit Style en el Palacio de Santa Bárbara

Por esta pasarela infantil pudimos ver las propuestas más coloridas y divertidas de marcas como Zippy, Rosalita Señorita, Tuc Tuc, Condor, IKKS, Vertbaudet, Prenatal y 3Pommes. También destacó la elegancia y los cortes de Mermelada chic, Petritas, Lasuanzes y Kauli, los estampados de Name It y Neck To Neck.

Zippy Pasarela Petit Style Walking Madrid

Rosalita Señoritas Pasarela Petit Style Walking Madrid

IKKS Pasarela Petit Style Walking Madrid

3 Pommes Pasarela Petit Style Walking Madrid

Click aquí para leer la entrada