Fiesta, ¿para cuándo la próxima?

Este tipo de post se está convirtiendo en una costumbre que se repite una vez año. Una buenísima costumbre. Y es que resulta genial cada cierto tiempo reencontrarte con personas que conoces, con las que hablas a diario a través de las redes sociales, con las que compartes sus buenos y malos momentos intercambiando mensajes.

malas-madres

 

Ves como han cambiado. Unas más rellenitas fruto de HK sorpresa pero igual maravillosas con eses desparpajo que las hace únicas. Otras, mucho más delgadas sin bombo a cuestas. Unas que se han cambiado el color de pelo, otras con cortes que te dejan con cara de sorpresa, la de más allá con sombrero, alguna con abrigo que es una salvación para encontrarla entre la multitud.

A otras, por fin, las pones piel y te fundes en un gran abrazo como si fuera esa amiga de tu infancia que hace años que no ves. Algunas que llegan de más allá de los mares con una vitalidad que te hace sentir vieja (más), otras con las que compartes cada día cosas y aún no conoces, alguna a la que es fácil de reconocer por su avatar y te lanzas a ella como si fuera un tweet directo.

Tantas y con tan poco tiempo para intercambiar cosas…

Siempre te quedas con ganas de más. De haber visto a más gente, de haber dado más besos y abrazos, de haber hablado con esa o con aquella. Y es que ¡somos tantas! Un club que crece y al que cada día se incorporan más.

Al final, buenas, malas o regulares; todas somos madres que compartimos vivencias y a las que nos gusta quedar para salir de fiesta. ¿Para cuando la próxima?

¿Nos vemos el domingo 25?

El domingo tenemos una cita. Sí, después de un sábado con presentaciones literarias, con amigas artesanas en el Dosde Market y la resaca de La Party, nos encontraremos en los colegios.

¿Un domingo en el cole? Hazme caso no estoy loca; todavía. Tenemos que hablar pero esta vez no (al menos directamente) de nuestros hijos, de los profesores, de las infraestructuras, de la educación, la conciliación…

Digo no directamente porque sí que hablaremos de estos y otros muchos temas. Lo haremos a través de nuestro voto. Ya sé que este no es un tema relacionado con la maternidad ¿o sí? Porque si no es en casa donde les inculcamos la necesidad de ser partícipes, colaboradores necesarios de este sistema democrático –no el más perfecto pero sí el mejor que hemos concebido hasta el momento-, ¿dónde enseñarán esto a nuestros hijos?

Tenemos la responsabilidad de crear una generación futura crítica, que piense y opine en plena libertad, que decida cómo quiere que sea su sociedad; su futuro. Y para ello –como para todas las cosas que queremos enseñar a nuestros hijos- la mayor fuerza la hace nuestro propio ejemplo.

Enseñemos que la democracia se hace entre todos, que todos seremos partícipes del futuro y por eso, tenemos la obligación moral de confeccionar el presente. El 25 tenemos la posibilidad de elegir cómo queremos que sea el próximo gobierno europeo.

Si no participas, si no colaboras, otros decidirán por ti. Entonces no tendrás derecho a queja, a réplica. Vota, a quien quieras, pero decide sobre tu futuro. No dejes tu vida en manos de otros.

Löat Reboutique, nuevos creadores y marcas de segunda mano en el centro de Madrid

Mayo. Mes de celebraciones. ¡Qué os voy de decir! A muchas se nos ha juntado el BloggerDay con presentaciones de trabajos de mamás blogueras, eventos, puertas abiertas y la Party… Si a esto le unimos que es el mes de muchas comuniones y bodas; estas semanas van a convertirse en el acabose.

Y además, para acudir perfecta a cada uno de estos eventazos tienes que pensar y repensar que look te vas a poner para dejar al resto del personal boquiabierta. Entre búsqueda y búsqueda yo he encontrado una tienda en el centro que quiero compartir.

Se trata de Löat Reboutique una  tienda de ropa y complementos de lujo y primeras marcas de segunda mano en perfecto estado y a precios muy interesantes. Pero además también puedes encontrar stock de grandes firmas, colecciones de nuevos diseñadores, bolsos (me llevé el más barato, solo 5 euros), complementos y unos tocados que enamoran.

10151925_451288031669000_4212431284774119500_n

Sin título-1

10245269_451287995002337_6031494048888925726_n

Hay muchas cosas interesantes en la tienda pero si me tuviera que quedar con algo de todo  no dudaría en destacar los vestidos para celebraciones civiles de Xoan López que podéis ver en la última fotografía. ¡Me gustan tanto que igual me da por casarme!

Y todo en el centro de Madrid:

Löat Reboutique
Calle Virgen de los Peligros 12, junto al metro de Gran Vía y Sevilla.

Mamá, ¿dónde es la academia de piojos?

Con la primavera llegan, otra maldita vez, esos bichos que se están haciendo amigos inseparables de algunos de nuestros hijos: los piojos.

Ayer recibimos una nueva nota de la dirección del cole indicando que había una epidemia; tres notificaciones en un año.

Como es habitual a la salida del cole se formaron corrillos de madres y padres comentando sus últimos descubrimientos y secretos para acabar con la epidemia. Los niños, atentos como siempre a lo que se dice, pululaban por el entorno.

La sorpresa fue que al volver a casa hicimos la revisión con liendrera (ese maravilloso invento al que me he hecho adicta), lavamos, volvimos a revisar y acabamos con gotas de Aceite de Árbol de Té.

Clip_9

Mientras, Pandereta aguantaba estoicamente el procedimiento. Estaba pensativa. Y al final soltó la pregunta que le preocupaba:
– Mamá, si yo no tengo bichitos ¿en qué cabeza está la academia de piojos?
– ¡Academía?
– Si la academia (epidemia) que decís las mamás. ¡Pues sí que tienen que ser listos!  Siempre en la academia y siempre en la cabeza de un niño del cole. ¿Por qué tienen que estudiar tanto?

Muerta. Sin más.