España, a la cola de Europa en ayudas por hijo

España envejece mientras sigue a la cola en Europa en recursos para promover la natalidad y las ayudas a las familias. Las prestaciones por hijo no son universales, a pesar de que en la mayoría de los países europeos sí tienen esta característica. Una familia española recibirá una asignación de 24,25 euros al mes si su renta anual no alcanza los 11.264 euros. En Luxemburgo, el estado que dedica una mayor prestación por menores a cargo, asigna 216 euros por el primer hijo, 255 por el segundo, 362 por el tercero y 392 por el cuarto.

Y, ¿qué decir de la conciliación?

En un informe apunta que España no tiene suficientes guarderías fuera del horario escolar y esto impide la conciliación de la vida familiar y laboral. El servicio para atender a los niños fuera de los horarios escolares “es limitado”, dice  la organización, que recuerda que uno de cada cinco los abuelos se ocupa de sus nietos cada día.

Toda la info: España, a la cola de Europa en ayudas por hijo, ¡solo el 10% de las familias las tiene!

Día de los Derechos de la Infancia. El primer derecho ser feliz

Hace unos años cuando pensábamos en la conmemoración de este Día siempre volvíamos la vista a esos países que desde nuestra atalaya no consideramos “desarrollados”. África, Asia, Latinoamérica  y países islámicos llenaban las pantallas de los televisores para dejarnos devastadoras imágenes del padecimiento de la infancia.

Hoy, desgraciadamente, sigue siendo igual. Esos niños siguen necesitando nuestra ayuda. Ayuda para tener alimentos que llevarse a la boca cada día, ayuda para poder tener una educación, ayuda para impedir que sean explotados en fábricas, ayuda contra la explotación sexual… El panorama de la infancia es aún más devastador si cabe en estos tiempos de crisis.

Y sin dejar de mirar lo “global” también os pido hoy una reflexión sobre los problemas “locales”. Sobre esos niños a los que está afectando la crisis sobremanera. Niños de familias rotas por problemas económicos, niños sin casa porque sus familias han sido desahuciadas, niños víctimas de una creciente violencia de género, niños peor alimentados debido a la falta de recursos, niños sin material escolar.  Niños, en definitiva, en el umbral de la pobreza aquí, en nuestras calles.

Según UNICEF  “hasta 80.000 niños más han empeorado su situación en el último año en nuestro país. La tasa de pobreza infantil ha ascendido al 27,2%, una cifra que ha convertido a este grupo en el más afectado por la pobreza en España”. Enlace texto Consumer: Día Internacional del Niño, logros y desafíos de la infancia

Si queréis explicar a vuestros hijos que son los Derechos de la Infancia os dejo la página de Save de Children donde hay versiones para descargar explicadas según la edad de los niños.

 

Convención sobre Los Derechos del Niño, Versiones para niñas, niños y adolescentes

 

La vidente… demasiado evidente

Aquí tenéis mi crítica “a ciegas” encargo de Madresfera. Vamos a ello:

Cuando recibí el libro y lo abrí me llevé una sorpresa: ¡otro sueco! Pues no, son dos. La historia de Lars Kepler, pseudónimo del matrimonio formado por Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho Ahndoril, suena tanto a marketing como la presentación de La vidente o El hipnotista, sus dos primeras entregas de éxito. Parece que ambos quisieron permanecer en el anonimato hasta que la popularidad sacó a la luz la ‘escritura a dos’ de estos nórdicos, dignos sucesores de la novela negra sueca. Si te gusta Camila Lackberg, Stieg Larson, Henning Mankell…, incluso Jens Lapidus, lee La vidente.

Todos ellos son diferentes pero el aroma de sus novelas tiene la misma procedencia. Una sociedad que añora los tiempos del estado de bienestar y que, desde la crisis y remodelación -por no hablar de privatización y desmantelamiento- de los 90 vive un declive que causa estragos y denuncias entre líneas. Los problemas de la casa de acogida de La vidente entronca con los problemas de Lisbeth Salander de la trilogía Millenium de Stieg Larsson. La vida solitaria y fracasada del comisario Joona Linna es una melodía similar a la de Kurt Wallander, el policía más famoso de la novela sueca, hijo de la imaginación de Mankell. Los paisajes de La vidente y La princesa de hielo, de Lackberg, parecen la misma postal.

La vidente es una novela perfecta para el transporte público o para unas vacaciones. Se lee rápido; está estructurada en capítulos cortos, lo que te permite interrumpir la lectura sin perder el hilo cuando la tropa viene en pos de la merienda; la trama sigue un desarrollo lógico sin flashbacks complejos y tiene los giros esperados para mantener la tensión; los personajes son reconocibles y están bien perfilados… Una novela perfecta para pasar el rato. Y sin embargo, demasiado evidente. Carece de la finura de los casos, especialmente los primeros, de Wallander y no es tan trepidante como la trilogía Millenium.

La historia parte de un doble asesinato en un centro de acogida y de la búsqueda del asesino que, en un primer momento, parece apuntar a una de las chicas de la institución de acogida. A partir de ahí, el paisaje es una crónica de una sociedad gris, que admite sotto voce su deterioro, aunque su apariencia sigue siendo envidiable. Un registro común a buena parte de la novela negra escandinava, no solo sueca, pues en al misma línea circula el más audaz Jo Nesbo (Noruega) o el islandés Arnaldur Indridason.

Y os preguntaréis, y se titula La vidente por… Pues porque aparece una médium que ayuda a la policía de una manera indirecta y hasta aquí se puede leer. Desde luego que se entiende el éxito de este tipo de novelas con el sello de identidad nórdico, pero a quien le interese la novela negra que eche un ojo al mediterráneo. El italiano Andrea Camilleri, con su comisario Montalbano; el griego Petros Markaris, con el comisario Jaritos; o españoles como Toni Hill, González Ledesma o el último premio Planeta, Lorenzo Silva y su picoleto, el ya brigada Bevilacqua, ofrecen distintos y muy ricos registros. A mi parecer más frescos, más cercanos, igual de críticos y con un humor más fino, finísimo, en muchos casos, que sus colegas del norte.

Casi a modo de titular, que la vidente se lee bien y no es un mal libro, pero me resulta reconocible, un tanto previsible y frío y, en ocasiones, evidente.

Un restaurante imprescindible en Madrid: Viridiana

Entre los privilegios de vivir en una gran ciudad está la variedad de opciones gastronómicas que ofrece. Madrid alberga en sus calles 19 estrellas de la más reputada guía gastronómica, la Michelín. Pero si de mi opinión dependiera la capital llegaría a la veintena con un clásico de la gastronomía fusión: Viridiana.

El local ubicado junto al Retiro, es un templo del buen comer. Productos de la mejor  calidad pasados por el tamiz de su creador, Abraham García, que une las recetas de aquí con toques de otras muchas partes del mundo (México, Marrakech, Vietnam, Japón…) porque él es un viajero incansable.

Si tuviera que optar por un momento del año para visitar Viridiana en el almuerzo lo haría, sin duda, en invierno con la degustación de sus contundentes guisos de cuchara. En este caso abstenerse estómagos delicados.  Para las cenas la época de los túnidos.

 

Planta principal de Viridiana

Nuestra última visita ha coincidido con este periodo. En una pequeña mesa cercana a la cocina, Abraham canta la carta incluyendo las sugerencias (entre las que nunca faltan un par de ensaladas de hojas tiernas) de las que él mismo explica cada detalle.

El placer de comer en Viridiana se experimenta desde los aperitivos. En esta ocasión a un gazpacho de fresas –de esas que aún conservan el sabor y aroma- con un estupendo arenque, se  unieron unos canapés de queso, tipo mozzarella, ahumado con verduras.

 

Gazpacho de fresas con arenque

A continuación su clásico arroz cremoso con costillas de jabalí, un plato contundente más recomendable a medio día que por la noche, pero del igual forma apetecible.

Como principal,  pescado.  De un lado un atún marcado a la plancha  acompañado por tumbet y de otro un pez mantequilla, también a la plancha, con una increíble “súper yema” de espárrago blanco y témpura de verduras.

Los postres en Viridiana son pecado, aunque en esta ocasión nos decantamos por el sabor de un plato de quesos artesanos  acompañados de pan de centeno. Y para terminar el estupendo te moro que ofrece con dátiles envueltos en chocolate. Un verdadero placer.

#TodosconRayo

Hoy es un día muy especial.

Hoy es el día en que todas miramos de reojo los mensajes de Twitter para comprobar qué está pasando en un hospital de Madrid.

Porque hoy uno de nuestros niños se enfrenta a una dura operación. Y nuestro alma de madre tiembla por él. Porque los niños no deberían de pasar nunca por estas situaciones.

Nuestra fuerza, nuestras oraciones y todas las ilusiones que tenemos en un futuro mejor están con Rayo, con Belén y su familia. Y nadie mejor que ella para explicar como se siente.


Buenos días mundo. Rayo esta listo, duchado, cambiado. Esperando vengan por el #operaciónRayo

Aquí le tengo, jugando al ajedrez, como si nada pasará. Tengo un nudo en el pecho #operaciónRayo

La noche regular, un horrible sillón q apenas me permitió pegar ojo, los cuidadores tb necesitamos ser cuidados #operaciónRayo

Un problema con la vía le puso el brazo superhinchado y hubo q coger otra. Ha sido un campeon #operaciónRayo

No entiende bien que es eso del quirófano, hoy perderá la inocencia #operaciónRayo.

#todosconRayo